El caballo chileno

El caballo chileno, también conocido como caballo corralero, es una raza de equino que es posible encontrar en las zonas rurales y, actualmente, también en las zonas urbanas de Chile. Su origen proviene principalmente de los caballos andaluces y castellanos traídos por los españoles al país durante el proceso de descubrimiento y conquista.

Presenta una musculatura fuerte y bien desarrollada para la velocidad en tramos cortos y una adaptación para una vida en áreas montañosas, ya que se le ocupaba principalmente para el arreo de ganado de un lado de los Andes al otro, en busca de mejores pasturas. Sus cascos son fuertes y su doble capa de pelo, larga en invierno y corta y lustrosa en verano, lo hace muy adaptable tanto a climas fríos como a cálidos y secos.

El año 2011 fue declarado monumento natural chileno.

Fuentes consultadas: Ley Chile-Ministerio de Agricultura y Araya Gómez, Alberto, El caballo chileno en el siglo XX.