1783: El río Mapocho inunda Santiago

El 16 de junio de 1783 la ciudad de Santiago debió enfrentar uno de los desastres naturales más calamitosos de su historia. El puente Cal y Canto había sido recientemente puesto en servicio, junto con el también recién construido puente del Corregidor Zañartu.

Después de 226 horas ininterrumpidas de lluvia sobre la capital, el Mapocho ofrecía un aspecto oscuro y amenazante. El río comenzó a desbordarse, arrasando con ranchos completos, animales, escombros, troncos y todo cuanto pillaba a su haber. Se cuenta que algunos valientes que subieron al puente de Cal y Canto para rescatar algunas personas, fueron arrastradas por el caudal.

El Mapocho arremetió contra los tajamares, destruyéndolos en su parte oriental. El saldo fue catastrófico: se destruyeron calles y edificios, se arrasó con el sistema de aguas y canalizaciones y Santiago se convirtió en un verdadero lago.

Sor Tadea de San Joaquín, religiosa del Monasterio de Carmelitas, escribió un romance contando la tragedia.

Conoce la historia de esta mujer que vivió el desastre en primera persona aquí: Romance de Sor Tadea de San Joaquín sobre la inundación del río Mapocho.

Fuente consultada: urbatorium.blogspot.com